Serigrafía

La serigrafía es una de las técnicas de impresión más antiguas. Es un proceso de varios pasos que comienza con la selección de un diseño que se imprimirá en un fotolito, y a continuación se transferirá a una malla de tejido tensada sobre un marco o bastidor, que se denomina pantalla. Este proceso de transferencia del diseño a la malla se realiza mediante la insolación de la pantalla. En la insolación se consigue que algunos poros de la malla queden abiertos (por donde pasará la tinta) y otros cerrados (en los que no hay transferencia de tinta). Por último, se coloca la pantalla sobre la prenda y se transfiere la tinta de un solo color, arrastrando la tinta con una rasqueta sobre la pantalla. Si tu diseño se compone de varios colores, debes preparar una pantalla para cada color.

Ventajas:

  • Proceso económico.
  • Impresión de alta calidad.
  • Máxima durabilidad y resistencia a los lavados.
  • Es la técnica ideal para grandes pedidos.

Desventajas:

  • Coste de preparación de pantalla.
  • Es necesario tener cierta experiencia para poder aplicar esta técnica con un resultado óptimo.
  • Se requiere un pedido mínimo.
  • En ocasiones puede tener un acabado excesivamente grueso.
  • Debes preparar una pantalla para cada color.
  • No es adecuado para imágenes fotográficas y detalles de máxima resolución.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies